Qué hacer en caso de sismo
                                   
LAS RECOMENDACIONES

a) Antes de un Sismo

1.- En casa

No es aconsejable colocar objetos pesados sobre muebles altos como libreros y roperos, ya que al caer pueden
provocar heridas o hasta la muerte. Es muy aconsejable fijar este tipo de mobiliario a las paredes, utilizando
ménsulas y pijas, de manera que no puedan ser derribados por un movimiento telúrico violento. Las botellas, vasos
de vidrio y copas deben guardarse en lugares bajos y seguros. Un detector sísmico electrónico bien ajustado avisa
de la llegada de un sismo, de día o de noche, por lo que se convierte en un aditamento de protección familiar muy
práctico y de bajo costo. En un caso como el sismo ocurrido en Hokkaido, en septiembre de 2003, la mayoría de
los heridos lo fueron a causa de libreros no asegurados a la pared y objetos pesados colocados cerca del techo, que
cayeron sobre ellos.


2.- En el trabajo

Si la dirección general de la empresa o el sitio de trabajo no lo ha hecho, es conveniente organizar un grupo de
protecciónn civil para establecer  zonas de seguridad en el inmueble, con ayuda de profesionales en ingeniería o
arquitectura. También es importante realizar simulacros de evacuación periódicos. Es recomendable la instalación
de detectores sísmicos electrónicos en aquellos.lugares donde no se cuenta con la información del
SAS (Sistema
de Alerta Sísmica
). Desde el año 2009 el SAS acopló su señal a los radio meteorológicos compatibles con señal
NOAA (National Oceanic and Atmospheric Administration).

3.- En los centros de reunión y espectáculos

Es muy recomendable observar con atención dónde se ubican las salidas de emergencia, con antelación al
espectáculo. En muchos complejos de cines, el personal cuenta con capacitación para situaciones de emergencia
que requieren la evacuación del inmueble. En ocasiones, sin embargo, la reacción puede ser un poco tardía, porque
lo que hay que tomar la iniciativa en forma ordenada y sin causar alarma.


b) Durante un Sismo

Se debe procurar evitar el pánico y la confusión y nunca correr atropelladamente. No es tan facil como decirlo,
pero tener en cuenta todo el tiempo que se vive en una zona sísmica (o se visita una con dicha naturaleza) ayuda a
mantener la cabeza fría. Y es que a pesar de los deseos más desesperados del individuo, donde hubo un sismo,
siempre habrá más.

En casa, se puede salir a un jardín o patio, pero con precaución, ya que podrían caer recubrimientos de la fachada,
vidrios de ventanas o cables de energía eléctrica. Dentro del inmueble, hay que alejarse de muebles altos que
pudieran caer, como libreros y vitrinas, si no están asegurados. De ser posible, también resulta conveniente
cubrirse la cabeza con cojines o almohadas por si cayeran fragmentos de plafón.

En una oficina o edificio alto, un buen lugar para refugiarse es debajo de un escritorio sólido, sobre todo para
protegerse contra la caída de plafones y lámparas. Como medida de emergencia, puede colocarse sobre la cabeza
un libro grueso, un portafolios o una bolsa de mano.

En vez de deambular sin rumbo, hay que quedarse en un lugar fijo, cercano a las columnas o muros de soporte y
no usar nunca los elevadores. Las escaleras también pueden ser peligrosas, ya que son estructuras flotantes que
podrían desprenderse por el balanceo del inmueble y el peso de la gente. Antes de abrir una puerta, se debe tocar
con atención la perilla: Si está caliente, no debe abrirse porque seguramente hay fuego al otro lado.

En la calle debemos alejarnos de los edificios altos, de ser posible, porque los vidrios de las ventanas se rompen
con facilidad, al igual que los ornamentos de las fachadas. Es primordial evitar los postes eléctricos y no tocar los
cables si han caído o las cosas que estén cerca de ellos; ni siquiera para tratar de retirarlos. Si se conduce un
vehículo, no debe estacionarse arriba o abajo de un puente o paso a desnivel. Se debe prestar atanción a los árboles
grandes y anuncios espectaculares o
billboards, que podrían caer.

En un centro comercial, no se debe estar cerca de los aparadores y  muros de vidrio.

En un cine, teatro o centro de espectáculos, se debe desalojar ordenadamente y sin empujar, ya que el pánico
puede causar más daños que el propio sismo. Si no se puede evacuar la sala, es aconsejable colocarse entre los
respaldos de los asientos para protegerse contra la caída de lámparas y plafones.

Dentro de las instalaciones del Metro o tren subterráneo, simplemente hay que guardar la calma, ya que sus
estaciones constituyen uno de los lugares más seguros en este tipo de eventos.

c) Después del sismo

Un peligro muy grande después de un movimiento telúrico es el rumor, que no hace sino avivar el pánico y el
nerviosismo. En vez de ello, debe escucharse la radio o ver la televisión, donde normalmente se dan informaciones
o instrucciones adecuadas a la situación de emergencia.

Muy importante y, aunque parezca una obviedad, se deben conservar puestos los zapatos, pues podría haber
vidrios rotos en el suelo.

De ser posible, deben verificarse las condiciones de las líneas de gas y electricidad, para evitar incendios. Si hay
fugas de gas, debe cerrarse la llave principal. Si hay un problema eléctrico, debe bajarse la palanca del interruptor
principal hasta reparar la avería.

Todos los sismos vienen acompañados de réplicas o temblores secundarios. Entre mayor sea la magnitud del sismo
principal, mayor sera la magnitud y la frecuencia de las réplicas. Aunque por lo general son menos poderosas que
el primero, pueden ser suficientemente grandes para causar nuevos daños y afectar edificios ya perjudicados; hay
ocasiones en que la réplica es, incluso, de mayor magnitud, como sucedió en Chile, en 1960. El teléfono sólo debe
usarse para las llamadas de emergencia, ya que se congestiona la red. En los sismos de la Ciudad de México, el
servicio de las redes telefónicas fijas y celulares llega a caerse hasta por más de una hora.

Si la energía eléctrica queda interrumpida mucho tiempo, se recomienda consumir primero los alimentos que se
echan a perder más rápido.

En la Ciudad de México, hay que estar pendientes de las transmisiones del
Sistema de Alerta Sísmica.

La
Unidad de Protección Civil del Gobierno del Distrito Federal, también proporciona una serie de medidas
relativas a la ejecución de acciones de autoprotección en caso de sismo, mismas que pueden consultarse
aquí.
Contacto: recomendaciones, dudas, preguntas, aclaraciones, contribuciones, acotaciones
El que busca, encuentra... sólo en Google
De regreso al índice